Cargando...

viernes, 1 de abril de 2011

No usar remedio caseros para extirpar quistes o lipomas


No se deben tocar, ni manipular, ni usar remedios caseros o cataplasmas, para reblandecer y extirpar quistes sebáceos y lipomas (tumores de grasa) en la piel, porque pueden causar infección, sangrado y dolor. Su solución sólo es quirúrgica.

Estos quistes y tumores son “neoformaciones” que acumulan sebo y grasa del propio organismo y si no crecen ni molestan debe evitarse extirparlos, pues en general no causan ningún problema mientras no aumenten su tamaño ni estén cercanos a orificios naturales como nariz, oídos y ojos.

Blanca Carlos Ortega, adscrita al departamento de Dermatología de Consulta Externa del Centro Médico Nacional La Raza del IMSS, manifestó que los quistes sebáceos y los lipomas son “bolitas”, que se forman en la piel, que aparecen en cuello, cara, cuero cabelludo, genitales y, en general, en cualquier parte del cuerpo y, excepcionalmente, en palmas y plantas.

Afectan principalmente, a jóvenes y a adultos. Son adquiridos, no se nace con ellos, y su tamaño varía de algunos milímetros hasta tres ó cuatro centímetros. Detalló que hay diferentes tipos de quistes: los sebáceos se presentan en cara y en piel cabelluda; los hormonales, en genitales y los sinobiales, en articulaciones.

Explicó que los quistes sebáceos afectan piel: epidermis, dermis y tejido celular subcutáneo. No llegan al músculo. Su contenido de sebo es una secreción normal del organismo que llega a formar una cavidad; en tanto que el lipoma es grasa que conforma el tejido celular subcutáneo

Comentó que los quistes en genitales (denominados de Bartolini) se presentan particularmente en mujeres, aunque también en algunos casos afectan a hombres. En este tipo de quistes influye mucho la humedad que hay en la zona genital y se debridan (limpian) quirúrgicamente.

El diagnóstico de los quistes y lipomas es clínico pero cuando hay duda se realiza una biopsia para saber a qué estirpe pertenecen. Cuando se extirpa el quiste sale en forma de masa y después se quema o cauteriza la cápsula que lo contiene para evitar que reincida. Su contenido es blanquecino, yesoso y de muy mal olor.

Dijo que la extirpación de un quiste es mucho más sencilla que la del lipoma, ya que éste no se puede debridar porque el contenido es submuscular o intramuscular.

Generalmente, dijo, los lipomas se presentan después de un traumatismo, una patada o un pelotazo. Se registra una colección de grasa que se toca manualmente o bien en el tejido subcutáneo y pueden llegar al músculo. Cuando el lipoma es intramuscular es más duro y es indistinguible de un quiste.

1 comentario:

Anónimo dijo...

hola mi enamorado tiene una bol en la cabeza pero esta fuera del craneo pero no tiene ni mal olor ni es de color amarillento lo tiene hace 10 años y ha crecido un poco que el principio quiersa saber que es lo que tiene y si es un quiste sebaceo porq el no tiene parientes que han tenido este tipo de enfermedad, y quiera saver si es peligroso

PUBLICIDAD

Anúnciese en Últimas Noticias de Tamaulipas llamando al (834) 312 2976 o al (834) 316 1695